PODCAST Plaza Salud

Paula Blanes (IMED): "El ictus es la tercera causa de muerte en el mundo occidental y suele ser silente"

Más del 60% de los mayores de 65 años tiene varices, la enfermedad con mayor prevalencia del mundo después de las caries

lunes, 08 febrero 2021

VALÈNCIA.  El coronavirus no deja de sorprendernos. Y, como es habitual, no viene acompañado de buenas noticias. Los pacientes con covid-19 tienen un mayor riesgo de que la sangre coagule y se produzcan trombos en venas y arterias. Además, su pronóstico es mucho peor que si el trombo aparece en una persona que no tiene coronavirus. 

Si a esto se suma que más del 60% de los mayores de 65 años tiene varices, la enfermedad con mayor prevalencia en la población mundial tras las caries, está claro que los controles deben ser aún más exhaustivos durante la pandemia.

La doctora Paula Blanes, coordinadora del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular de IMED Valencia, ha visitado los estudios de Plaza Radio para explicar cómo combatir esta enfermedad tan extendida y prevenir los riesgos incrementados por la covid. Los pacientes con coronavirus tienen un riesgo incrementado de enfermedad tromboembólica venosa por dos motivos. Por una parte, el virus daña las células que forman la pared de las arterias y de las venas. Otra causa es que el coronavirus genera una inflamación a nivel sistémico de todo el organismo, lo que de por sí incrementa la posibilidad de formar trombos”.

Parece ser que una vez el virus desaparece del organismo también desaparece el mayor riesgo a padecer trombos, aunque son aspectos que aún se investigan.

Patologías más comunes

La doctora afirma que las varices son la patología que más atienden los cirujanos vasculares. Por algo es la segunda enfermedad con mayor prevalencia en el mundo después de las caries. Sin embargo, cada vez acuden más a su consulta pacientes con patologías arteriales como la arteriopatía periférica, la estenosis carotídea y el aneurisma de aorta.

Todo es la expresión de un mismo problema que es la arterosclerosis.

Paula Blanes explica que se puede hablar de arteropatía periférica cuando nos referimos a los miembros inferiores mientras la arterosclerosis carotidea es el mismo problema pero en diferente localización, el producido arterias carótidas que llevan la sangre del corazón al cerebro.

La coordinadora del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular de IMED Valencia comenta que, independientemente de la parte del cuerpo que afecte, las consecuencias de las arteriopatías pueden ser graves dependiendo de grado de afectación. Paula Blanes recuerda que el ictus, el infarto cerebral, es la tercera causa de muerte en el mundo occidental y es muy importante controlarlo en la consulta, hacer entre otras pruebas, una eco doppler, y operar si es necesario para evitar el ictus”.

Tabaco, colesterol o sedentarismo, factores que incrementan el riesgo

Lo fundamental es acudir a revisiones y, ante la mínima sospecha, ir al hospital. Y lo que hay que evitar son los factores de riesgo vascular como el tabaquismo, hipertensión arterial, diabetes, sedentarismo y colesterol.

El pie diabético es una enfermedad muy grave que, como señala Paula Blanes, se atiende con mucha frecuencia en cirugía vascular. Además, quien padece de pie diabético, tiene quince veces más riesgo de sufrir una amputación de la pierna. Esto suele ocurrir en pacientes diabéticos de larga duración que han tenido altos niveles de glucemia durante mucho tiempo y termina afectado a los nervios. En estos pacientes suelen formarse úlceras que se les infectan muy fácilmente

Paula Blanes resalta que la evolución de su especialidad se dirige a utilizar los tratamientos más innovadores que eviten cicatrices, con técnicas mínimamente invasivas  y se realicen las mínimas incisiones posibles.

Alguno de las técnicas usadas en IMED Valencia son es laser, la radiofrecuencia o la escleroterapia. Los dos primeros usan el calor y los últimos sustancias químicas irritantes que se introducen en la vena para conseguir que desaparezca el problema. También se pueden implantar endoprótesis o stents u otras tecnologías punteras en esta especialidad.

Lo que está claro es que se tiende cada vez más a una menor hospitalización, rapidez y técnicas no invasivas. Y, por supuesto, adoptar todas las medidas para evitar que se produzca la patología o vaya a más: “prevenir para no tener que remediar”.

Podcasts Relacionados

next

Conecta con nosotros

Plaza Radio, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín

Todos los días a primera hora en tu email