PODCAST Hablamos de Europa

Hay ayuntamientos que ya disponen de un cocinero para elaborar los menús escolares con productos de km 0

Pont a Europa participa en un proyecto para que las AMPAS promuevan el consumo de alimentos locales y así ayudar a las zonas rurales


miércoles, 12 mayo 2021

VALÈNCIA. ¿Cuántos de ustedes han deseado vivir en una zona rural durante los meses más duros del confinamiento? La sensación de tener espacio, respirar aire puro no se pagaba con nada..La pandemia ha hecho percibir que las áreas rurales ofrecen un refugio seguro contra el virus, dada su menor densidad de población. Esto ha motivado a algunos urbanitas a buscar cobijo en el campo. Sin embargo, en realidad, muchas zonas rurales son muy vulnerables ya que sus poblaciones están más envejecidas,  sus servicios de salud son más frágiles y la brecha digital es enorme.  Europa quiere que las desigualdades entre el mundo rural y el urbano se reduzcan poniendo en marcha proyectos como ROBUST.

 Gonzalo Albir, coordinador de Pont a Europa, el servicio de orientación de proyectos europeos de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) y Sergio Mensua, técnico de la FVMP encargado del desarrollo del proyecto ROBUST, están hoy en Plaza Radio para contarnos un poco más cómo el mundo rural puede contar con las ventajas de una gran urbe sin perder el encanto que le caracteriza.

Uno de los temas más recurrentes en los grupos de whatshapp de padres y madres y una de las principales reivindicaciones que se hacen a las direcciones de los colegios es la calidad de los menús escolares. Parece que la dieta mediterránea es una de las más valoradas en el mundo menos aquí. En muchas ocasiones encontramos en los menús pescados que se traen de la otra parte del mundo como el pescado panga. También frutas importadas en lugar de comprar productos locales. Robust quiere acabar con esta situación y una de sus iniciativas, ya adoptada por algún municipio, es que los  ayuntamientos tenga en su plantilla a un cocinero que elabore el menú  de  los colegios de la localidad.  Para ello solo utilizaría productos de km 0, es decir, alimentos de la zona. Según Gonzalo Albir lo único laborioso de la iniciativa es la infraestructura. Saber cuántos productos se necesitan por temporada y que los agricultores, ganaderos o pescadores se adapten a dichas cantidades. De esta forma, se mejoraría la calidad de la comida destinada a los más pequeños de la casa, se reduciría los intermediarios y se fomentaría el consumo del producto local y el desarrollo de las zonas rurales.

Actualmente, ROBUST-València ha elaborado una encuesta que ha enviado a los centros educativos de la Comunitat Valenciana, para detectar el grado de interés y de implantación real de la alimentación sostenible, de proximidad y km 0 en los comedores escolares. A partir de la encuesta, se sabrá cuántos comedores tienen cocina propia y cuántos funcionan con catering; cuáles son los proveedores y cuál es la procedencia de los alimentos; qué porcentaje de carne, pescado, legumbres, verduras o frutas comen nuestros hijos; si existe interés y/o recursos para apostar por la alimentación sostenible y quién gestiona los comedores escolares.  

Agotadas las viviendas en venta

Otro de los aspectos que ha desvelado Gonzalo Albir ha sido que muchas personas se han lanzado a comprar viviendas en los pueblos de las zonas rurales de la Comunitat tras los meses de confinamiento. Tal es la demanda, que en muchos de ellos ya no quedan viviendas en venta. De momento, se están comprando pero aún no se ha producid un éxodo de la ciudad al campo. Para ello, entre otras cosas, se debe asegurar que se reúnen las condiciones básicas que cualquier negocio o estudiante necesita: una buena cobertura y velocidad de internet. Hay consistorios donde están habilitando coworking como reclamo turístico. De esta forma, aunque haya zonas del pueblo donde no llegue internet, de momento, garantizan un lugar en la casa consistorial donde poder  trabajar.

Sergio Mensua ha explicado que Robust es un proyecto de investigación europeo (programa Horizon 2020) en el que participan 24 socios europeos, entre ellos la FVMP y la Universidad de Valencia.

El propósito de ROBUST es investigar, analizar y entender las relaciones existentes entre el mundo rural, el periurbano y el urbano, para orientar futuras políticas públicas que contribuyan al crecimiento inteligente, sostenible e integrador de Europa, maximizando la creación de empleos rurales y de valor añadido.

ROBUST se vertebra a través del estudio de 11 casos desarrollados en regiones de países europeos (once living labs o “laboratorios vivos”). Uno de ellos es la Comunitat Valenciana. Los livings labs reúnen a agentes locales para resolver problemas específicos relacionados con temas como nuevos mercados laborales, infraestructura pública y servicios sociales o sistemas alimentarios sostenibles. El papel de la FVMP y la UV es contribuir a la resolución de los retos derivados del crecimiento desequilibrado, que se manifiesta entre las zonas urbanas litorales y las áreas rurales interiores.

Podcasts Relacionados

next

Conecta con nosotros

Plaza Radio, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín

Todos los días a primera hora en tu email