PODCAST Plaza Comarcas

Jesús Borràs: "Si el Ministerio escucha nuestras peticiones, estamos dispuestos a aceptar la ampliación de la N-220"

T2 E11: Entrevista al alcalde de Manises

jueves, 31 diciembre 2020

VALÈNCIA. El alcalde de Manises, Jesús Borràs, se sienta ante los micrófonos de Plaza Radio para hacer un balance de la situación en la que se encuentra el municipio. Y empieza, cómo no, por el coronavirus: unos datos que en plena temporada festiva no hacen más que empeorar. Y es que, ahora mismo, la localidad marca 90 casos registrados en la última semana y una incidencia acumulada que supera los 300 casos por cada 100.000 habitantes. Datos que, según considera el primer edil, todavía pueden empeorar si no se hace uso de la responsabilidad en días señalados: "Tiene muy mala pinta, ahora cuando lleguen los datos del puente y de las vacaciones". 

Por el momento, el municipio ha cerrado algunas zonas públicas, el Ayuntamiento solo atiende con cita previa y todas las actividades culturales y deportivas han quedado suspendidas. Por su parte, la celebración de la cabalgata de los Reyes Magos ha sufrido algunos cambios para evitar aglomeraciones: en lugar de permitir que sean los niños quienes vayan a visitarlos, finalmente, serán ellos mismos quienes recorran las calles desde un vehículo. De este modo, los más pequeños podrán verlos desde el balcón sin poner en riesgo la salud. 

En cuanto a las ayudas, Borràs matiza que el consistorio ha puesto en marcha líneas de apoyo para las empresas y para los comercios. Sin embargo, considera que esta labor de emergencia económica debería recaer sobre todo en los fondos europeos que gestionan tanto la Generalitat Valenciana como el Gobierno Central: "Los Ayuntamientos ya tenemos una responsabilidad muy grande con atender los servicios sociales, que es nuestra función principal. Hemos hecho cosas por la economía, pero son ellos los que verdaderamente tienen que salvar el sector con los nuevos fondos", aclara. 

Conflicto con la Emshi

El alcalde también ha hecho referencia al conflicto entre el Ayuntamiento y la Emshi (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos) por el canon de la potabilizadora. El problema se inició en el año 2006, cuando la entidad aprobó el pago de una cantidad al consistorio por los perjuicios que pudiera tener la planta sobre el municipio. Unos 600.000 euros que años después se le retiraron, al considerar que esas consecuencias negativas no estaban suficientemente probadas. Manises entonces recurrió ante los juzgados y estos le dieron la razón, por lo que la Emshi decidió buscar una nueva solución al problema: negociar un nuevo acuerdo. 

El acuerdo propuesto desde la entidad fue el pago de un euro anual al Ayuntamiento más todas las inversiones que se hicieran en la planta. Una decisión que enfadó al gobierno y que provocó que el asunto volviera a acabar en los tribunales, con una nueva sentencia a favor del municipio: la Emshi tendría que hacer honor al acuerdo inicial y pagar además todos los años de canon que había dejado de deber a Manises. Ahora, el problema sigue en el TSJ y sin atisbos de que vaya a solucionarse pronto: "No voy a renunciar porque es mi deber velar por el interés de mi pueblo", zanja al respecto Borràs. "Está claro que en algún momento nos tendremos que sentar a negociar, pero hasta el momento las decisiones las ha tomado la Emshi por su cuenta.

Ampliación de la N-220

Otro de los frentes abiertos para Manises es la ampliación de la carretera N-220. Un proyecto que ya ha sido aprobado por el Ministerio de Transporte y que ayudará a aliviar la saturación del tráfico en esta vía. Sin embargo, lo que para otros municipios es una buena noticia, para Manises podría convertirse en una pesadilla: "Esa carretera ni siquiera debería estar ahí porque divide la ciudad en dos, y hacerla más ancha tan solo agravaría el problema". Es por ello que el consistorio ha alegado unas cuantas veces contra la obra "aunque nunca se nos ha hecho caso", lamenta el alcalde.

Recientemente el Ayuntamiento y el Ministerio volvieron a retomar el contacto. Un contacto que Manises ha aprovechado para defender sus intereses y presentar algunas mejoras a la propuesta inicial como, por ejemplo, el cubrimiento de la vía, para que su paso no tenga tanto impacto sobre el municipio y los vecinos puedan cruzarla con normalidad: "No nos gusta la obra, pero estamos dispuestos a aceptarla si se escuchan nuestras peticiones", concluye Borràs.

Re-pacto de gobierno y ciudad creativa de la UNESCO

El primer edil también ha valorado muy positivamente la vuelta del PSPV al gobierno local, un hito que garantiza la mayoría absoluta y la estabilidad política de la ciudad. El acercamiento se produjo nada más acabar el confinamiento, y con la sombra de no haber podido aprobar unos presupuestos a las espaldas. De este modo, los socialistas decidieron reeditar el pacto de la anterior legislatura y se unieron a la coalición que ya habían formado Compromís y Podem: "A partir de ahora, los vecinos podrán notar que el gobierno tiene más capacidad para hacer cosas". Una de estas cosas es la elaboración de unas nuevas cuentas para el año 2021, que superarán los 27 millones y tendrán la mirada puesta sobre la pandemia. 

Finalmente, el alcalde también ha explicado que Manises se encuentra ya en la fase final de su candidatura a Ciudad Creativa de la UNESCO por el arte de la cerámica. Con todos los estudios presentados y la recogida de avales en marcha, Borràs se muestra esperanzado pero también cauto: "Es muy complicado porque se presentan muchos municipios a nivel nacional. Aun así, estamos convencidos de que la nuestra es una buena candidatura, y de que el nombramiento supondría un gran empuje para el reconocimiento de la cerámica en Manises". 

Podcasts Relacionados

next

Conecta con nosotros

Plaza Radio, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín

Todos los días a primera hora en tu email