PODCAST Pegando La Hebra

Joaquín Achúcarro y Emma Jiménez, pianistas de excepción, en Pegando la Hebra

Gloria Tello, Óscar Oliver y Javier Clemente testigos valiosos

jueves, 01 julio 2021

   Cuando Joaquín Achúcarro entró en la impresionante tienda de Clemente Pianos, sus ojos se iluminaron como los de un niño que entra en un lugar maravilloso. Empezó a exclamar emocionado: “¡Cuántos pianos, cuantos pianos!”. Recorría los amplios pasillos entre los pianos de todo tipo, alborozado y feliz, Se detenía aquí y allá contemplando cada modelo con veneración y preguntando sobre ellos a Javier Clemente que, exultante por tener al maestro en su “casa”, le respondía a todo con su saber y elegancia. Emma, esposa de Joaquín, contaba que en su casa tiene cuatro pianos. uno de ellos perteneció al padre del pianista. Es un gusto ver la alegría que contagia esta pareja de artistas extraordinarios. También teníamos el placer de que hubiera venido Gloria Tello, diputada del Premio Iturbi, una mujer que respira amor por la cultura, y el pianista Óscar Oliver, coordinador del premio, que nos visitó hace unos días para hablarnos de este acontecimiento musical de nivel internacional, en el que también participa Emma en la organización y del que Achúcarro es director artístico y presidente del jurado. Todos ellos se conocían entre sí y nosotros también salvo a Joaquín y a Emma. Se generó un clima distendido y con un toque de alegría que auguraba una entrevista entrañable. Esto se confirmó hasta el punto de afirmar Javier Clemente que era una entrevista histórica.

   Y empezó la entrevista, cómo no, con música, el Andante cantábile de la Rapsodia de Rachmaninov, interpretada por el propio Joaquín Achúcarro y la Orquesta de la Radio Televisión Española, bajo la dirección de Eliahu Inbal. Una obra interpretada casi un centenar de veces por el maestro, quien al empezar a sonar la música preguntó quién tocaba. Al confirmarle que era él, dijo con una sonrisa picarona: “pues no lo hago mal”. Y empezaron a fluir las anécdotas contadas al alimón por Emma y Joaquín, emocionados y divertidos. El buen humor que se había instalado en el hermoso auditorio de la Sala Clemente, la humildad y sencillez de la pareja de protagonistas, hacía que ellos siguieran contando recuerdos. Mientras la música interpretada por Achúcarro seguía sonando de fondo, hablamos de su experiencia en la Accademia Musicale Chigiana de Siena, y de cuando tocó en esta ciudad la Rapsodia de Rachmaninov con Zubin Mehta; del éxito de su concierto con la London Symphony Orchestra; de cuando ganó en 1959, el premio de Liverpool, con el que alcanzó fama internacional; de su noviazgo previo a conseguir el premio y de su boda posterior a él; de su cátedra en la Universidad Metodista del Sur de Dallas y de la fundación Joaquin Achúcarro; de la gran cantidad de medallas y distinciones que, según cuenta Emma, él las quiere guardadas y no a la vista; de su grata experiencia con la Filarmónica de Berlín y Sir Simon Rattle en la grabación de “Falla and Friends”, con las Noches en los Jardines de España, que se colocaron en los primeros puestos de ventas de Amazon, entre otras cosas.

 Joaquín Achúcarro

   En un momento dado, les proponemos que escuchen la música que ha puesto Juan Lafuente. Emma exclama sorprendida: “¡Esa soy yo, y Felix Ayo”! Sí, hemos ella tocando el piano junto al violín del gran Felix Ayo el Concierto en Re Menor para violín, piano forte y orquesta de Mendeslddohn. Ella fue también una niña prodigio. A los 12 años gana el Primer Premio Extraordinario de Música de Cámara, y a los 13 obtiene el Primer Premio Extraordinario Fin de Carrera, un récord de haber terminado tan pronto, que aún conserva, aunque ella nos cuenta divertida que se lo pone fácil el cambio de planes de estudio… Ella dejó la carrera de piano al casarse con Joaquín (aunque luego ha dado muchos conciertos), una elección de la que se siente orgullosa: “Dedicarme al piano no me aportaba más de lo que me quitaba. Yo no quería hacer una carrera musical, sino disfrutar de la música y eso lo he hecho.

   Gloria Tello y Óscar Oliver, enormemente discretos, elegantes y respetuosos con el protagonismo de Joaquín y Emma, nos hablaron brevemente del Premio Internacional de Piano de Valencia José Iturbi, del creciente nivel de calidad de los participantes, del ambicioso proyecto al aumentar las dotaciones a los premiados, entre otras novedades que harán más internacional si cabe este premio tan valorado por los grandes pianistas que aspiran a obtenerlo.

 Javier Clemente, Gloria Tello y Óscar Oliver

   Pero la sorpresa llegó cuando, hablando del momento que tocó ante Rubinstein y osó abordar una de las obras más enrevesados del repertorio pianístico, el Scarbo de Ravel, Rubinstein le dijo: “Acaba usted de revelarme esta pieza, gracias”. En ese instante, en la Sala Clemente, había empezado a sonar esa pieza de Ravel interpretada por nuestro invitado y nos quedamos en silencio para escucharla. De repente, Joaquín Achúcarro, empezó a simular que tocaba el piano, y lo hizo con tal brío y entusiasmo, ,con tal expresividad en sus manos, en su rostro  y en todo su cuerpo, que produjo en todos nosotros una especie de efecto hipnótico, especialmente en Óscar Oliver que le miraba sin pestañear, extasiado. Creemos que el cine se ha perdido un actor magnífico. Javier Clemente, pudo sustraerse por un minuto al embrujo y grabó unos instantes de este momento deslumbrante, que quedarán por ahora en la intimidad de quienes hemos tenido el privilegio de vivir una experiencia única. Esta entrevista, que devino en tertulia compartida por quienes estábamos en ella, forma ya parte de la historia de Pegando la Hebra y de Clemente Pianos.

Pegando la Hebra, dirige y presenta María Vicenta Porcar, control de sonido, Juan Lafuente.
Plaza Radio 101.5 y www.plazardio.es. Jueves y sábado de 21:00 a 23:00
Podcast: www.pegandolahebra.es

Podcasts Relacionados

next

Conecta con nosotros

Plaza Radio, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín

Todos los días a primera hora en tu email