GRUPO PLAZA

con independencia del descenso de su facturación por la pandemia

La Generalitat dará hasta 3.000 euros a autónomos que tributen por módulos en los sectores del Plan Resistir

11/05/2021 - 

VALÈNCIA. Los profesionales autónomos de la Comunitat Valenciana que tributen por módulos en alguno de los 184 sectores sectores de actividad beneficiarios del Plan Resistir + recibirán hasta 3.000 euros para atender deuda comercial y financiera, con independencia de que su facturación se haya visto afectada por la pandemia. Esta medida beneficiará a alrededor de 40.000 profesionales, por lo que la Conselleria de Hacienda destinará a este colectivo hasta 120 millones del total de 647 millones de fondos estatales que gestionará directamente la Generalitat.

El resto de autónomos y empresas que pertenezcan a los sectores seleccionados deberán acreditar una caída mínima del 30% en su facturación en 2020, tal y como establece el Real Decreto-Ley del Gobierno que regula estas ayudas. La distribución del fondo en este colectivo será de forma proporcional a su caída de la facturación, según la información que facilitará la AEAT. El objetivo de la ayuda es "aportar liquidez al mercado y garantizar la solvencia de las empresas" más golpeadas por la crisis sanitaria.

Así lo ha señalado este martes el director general de Modelo Económico, Financiación Autonómica y Política Financiera, Juan Pérez, en una mesa redonda virtual en el marco del foro del asesor de la feria de las finanzas Forinvest sobre ayudas públicas en la que también han intervenido Manuel Illueca, director general del IVF, y Juan Ángel Poyatos, responsable de la Oficina Valenciana para la Recuperación.

Según ha recordado Pérez, el Consell aprobó el pasado viernes un decreto ley de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial para ampliar hasta 184 los sectores y grupos de actividad que podrán beneficiarse del Plan Resistir +, financiado con los 647 millones de euros en transferencias del Estado. El Real Decreto-Ley con el que el Gobierno aprobó esas ayudas preveía inicialmente 95 sectores de actividad, pero permitió a las CCAA ampliarlos para adaptarse a las características de su territorio.

"No queríamos que ninguna empresa que haya tenido una caída del 30% se quedase fuera de la ayuda, por eso hemos ampliado los 95 sectores iniciales y damos la oportunidad a las empresas que han tenido esa pérdida para que se beneficien. Hemos cambiado lo que podíamos", ha explicado Juan Pérez, quien ha destacado que esa ampliación supondrá un esfuerzo de gestión para la Conselleria de Hacienda.

Foto: EDUARDO MANZANA

En concreto, al Consell ha añadido un total de 89 sectores elegibles, entre los que figuran actividades económicas vinculadas al sector del cuero y del calzado, el textil y la confección, el papel y las artes gráficas, el comercio, el audiovisual, el plástico, la elaboración de vino, así como actividades vinculadas a la cerámica, entre otros.

El Consell aprobará próximamente un segundo decreto en el que aprobará los criterios concretos para el reparto. Tanto la presentación de la documentación como el resto de los trámites relacionados con estas ayudas, atendiendo al volumen de solicitudes previsto y a las características de los beneficiarios, se realizará a través de medios electrónicos. Será imprescindible por tanto que aquellos que soliciten la ayuda como beneficiarios cuenten con certificado digital y aquellos que lo hagan a través de representantes, estén dados de alta en el Registro de Representantes.

Labora abona este mes 80 millones

Por otro lado, Pérez ha dado cuenta de la ejecución del primer Plan Resistir, aprobado por el Consell a principios de enero y financiado con recursos procedentes de los fondos europeos de reconstrucción a través del instrumento React EU. 

Al respecto, ha asegurado que la mayoría de los casi 400 millones con los que se dotó este plan se han ejecutado y pagado y ha considerado "un éxito" haber podido movilizar 160 millones de euros de las Ayudas Paréntesis, que se han gestionado a través de los ayuntamientos.

Además, de los 80 millones en ayudas para autónomos y empresas canalizados por Labora, ha especificado que 16 se han pagado ya y el resto se pagará este mes. El número de beneficiarios alcanza los 55.000. A ello se suman los 100.000 abonos que la Generalitat está realizando "de oficio" a partir de los datos del SEPE y sin necesidad de solicitud a los trabajadores afectados por ERTE en enero y febrero.

Los 8 millones de euros para sostener al sector del ocio nocturno comienzan a pagarse ahora, como los 18 millones para las empresas turísticas, ha precisado el director general de Financiación.

Manuel Illueca. Foto: KIKE TABERNER

El IVF gestiona 4.000 solicitudes de financiación  

Por su parte, el director general del IVF, Manuel Illueca, ha detallado la participación de la entidad que dirige en el primer Plan Resistir con 50 millones en recursos propios y otros 100 millones del fondo React EU, gestionado como una reprogramación del Programa Operativo 2014-2020 para que los estados puedan gestionar más rápidamente los fondos.

Al margen de ese plan, el IVF ha puesto en marcha otros instrumentos financieros para apoyar a las empresas en la salida de la crisis como los créditos participativos, los créditos bonificados y un fondo de reestructuración de deuda (Fondo Impulsa). Estos instrumentos se ven complementados por otros dos dotados con 50 y 75 millones enfocados a empresas no afectadas por la pandemia que tienen por objetivo impulsar su crecimiento.

Illueca ha detallado que el IVF ha recibido ya 4.000 solicitudes de financiación con media de 60.000 euros, por lo que son 240 millones de euros de demanda. La tasa de aprobación está en torno al 60%. "Esto nos da la idea de que el IVF, con el cribado que realiza la SGR, está distinguiendo las empresas que tienen más posibilidades de supervivencia. Estamos tratando de que empresas que eran viables antes de la pandemia lo sigan siendo", ha manifestado Illueca.

De ese modo, ha especificado que son ya 1.185 prestamos aprobados por el IVF a través de la SGR gracias a que se ha cambiado el mecanismo de justificación para establecer uno basado en activo circulante. "El mecanismo es mucho más sencillo, rápido y entendible que la justificación de facturas, que nos generaba una carga administrativa prácticamente imposible", ha relatado.

Juan Ángel Poyatos. Foto: KIKE TABERNER

Mientras, el director general de Coordinación de la Acción del Gobierno y responsable de la Oficina Valenciana para la Recuperación, Juan Ángel Poyatos, ha destacado la oportunidad que supone para las pymes el fondo europeo de recuperación Next Generation EU, de los cuales España recibirá 140.000 millones.

A su juicio, las pymes tienen que "volver a confiar" y tratar de buscar el apoyo de esa financiación porque no solo va a haber recursos para grandes proyectos y grandes empresas. "Las oportunidades de las pymes van a ser muchas y no pueden dejar escapar las ventajas derivadas de la movilización de fondos para la recuperación, que además suponen nuevos recursos para potenciar la transición ecológica y digital", ha sentenciado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email